Páginas vistas en total

jueves, 7 de enero de 2016

TARTA DE QUESO Y CALABAZA



INGREDIENTES:


Base de galleta
  • 180 g de galletas tipo Digestive
  • Una cda. de azúcar
  • Dos cdas. de mantequilla ablandada
Relleno de queso y calabaza
  • 200 g de puré de calabaza (o 250 g de calabaza fresca)
  • 340 g de queso crema
  • 130 g de azúcar
  • 1/2 cdta. de extracto de vainilla
  • Dos huevos grandes
  • 35 g de harina de repostería
  • 1/8 cdta. de canela molida
  • Un pellizco de nuez moscada rallada


PREPARACIÓN:

  • Empezamos por preparar la base de la tarta con las galletas. Pesamos las galletas, las ponemos en una batidora y las trituramos. Si no tenemos batidora se puede hacer metiendo las galletas en una bolsa de plástico hermética y aplastando con un rodillo
  • Mezclamos el azúcar y la mantequilla ablandada con las migas de galletas, hasta que esté homogéneo.
  • Forramos con papel de hornear el fondo de un molde desmontable de 20 cm y extendemos las migas de galleta; podemos usar un rodillo para amasar. Presionamos con los dedos para compactarlo e igualarlo por toda la superficie.
  • Metemos el molde en el horno a 160 ºC (con aire) / 180 ºC (sin aire) y cocemos la base unos 10 minutos. La sacamos y dejamos que se temple.
  • Pesamos la calabaza fresca, la ponemos en un bol y la cocemos en el microondas, tapada, unos 4-5 minutos, dependerá de la potencia de vuestro microondas. Debe quedar tierna. Igualmente podemos cocerla en algo de agua.
  • Ponemos los huevos en la batidora y agregamos la calabaza cocinada. Batimos hasta que la mezcla esté fina. Añadimos entonces el queso crema y el azúcar. Mezclamos bien hasta homogeneizar.
  • En un bol pesamos la harina y agregamos la sal y las especias: la canela molida y la nuez moscada rallada. Agregamos los sólidos a la batidora y volvemos a mezclar bien.
  • Envolvemos el molde en papel aluminio para asegurarnos de que no entre el agua del baño maría. Forramos el lateral con tiras de papel de hornear para desprender bien la tarta después.
  • Vertemos la mezcla en el molde; las tiras de papel se pegan a la pared por la propia fuerza que ejerce la masa, aunque si queréis colocarlas con mayor firmeza podemos untarlas de abundante mantequilla blanda y pegarlas a la pared. Metemos el molde un rato en la nevera para que se solidifique la mantequilla y listo. Así no se mueve el papel
  • Metemos una fuente en el horno donde quepa el molde holgadamente. Si queremos que la tarta no se nos tueste por encima y quede más uniforme de color, tapamos también el molde con un pedazo de papel aluminio, cuidando de no torcer las tiras de papel laterales.
  • Preparamos suficiente agua hirviendo y colocamos el molde en el horno a 155 ºC (con aire) / 175 ºC (sin aire). Vertemos el agua hirviendo en la fuente y cerramos el horno. Cocemos la tarta una hora y 15 minutos, como mínimo.
  • Al cabo de ese tiempo comprobamos si la tarta está hecha en el centro con una brocheta. Si es así, apagamos el horno y la dejamos 30 minutos más dentro. Luego entreabrimos la puerta para que se vaya enfriando poco a poco. Con este enfriamiento lento conseguimos que la superficie no se agriete.
  • Sacamos el molde y dejamos que se enfríe la tarta por completo a temperatura ambiente, sin destaparla. Si tenemos paciencia, mejor meterla en la nevera en este punto, para que acabe de ponerse firme.












No hay comentarios:

Publicar un comentario